Inicio. Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Familia; drogas; mujer

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Familia; drogas; mujer

Redes Sociales

Contenido principal. Saltar al inicio.

Programa de detección y tratamiento de la Hepatitis C

  • Ir a descargas
  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir

PROGRAMA DE DETECCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA HEPATITIS C EN PACIENTES ATENDIDOS EN CENTROS DE ASISTENCIA AMBULATORIA A DROGODEPENDIENTES

La prevalencia de hepatitis virales en la población dependiente de las drogas ilegales, especialmente cuando estas se consumen por vía intravenosa, es muy superior a la de la población general. En Castilla y León la prevalencia de una serología positiva a la hepatitis C en drogodependientes en tratamiento oscila entre el 33,6% de los adictos a la heroína y el 3%-4% de los adictos a la cocaína, cannabis o alcohol.

En estos pacientes se recomienda hacer un screening serológico periódico frente al virus de la hepatitis B y C y virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Sin embargo, contactar con estos pacientes, hacerles controles periódicos y, cuando sea necesario, conseguir que se pongan en tratamiento y que lo completen no es fácil para el sistema sanitario.

Los centros de asistencia a drogodependientes tienen acreditada una alta adherencia a sus servicios, lo que les sitúa en una posición privilegiada para la detección de la infección por VHC y para la supervisión de la toma de la medicación, en unos pacientes que a menudo son de manejo difícil.

Con el fin de evaluar un programa de detección y tratamiento de la hepatitis C en drogodependientes atendidos en centros específicos de asistencia ambulatoria, se ha iniciado en octubre de 2019 la fase piloto de este programa con la participación de los hospitales universitarios Río Hortega y Clínico y de los dos CAD y centros de día de Valladolid.

El programa se enmarca en el Plan estratégico nacional para el abordaje de la hepatitis C y en el VII Plan regional sobre drogas de Castilla y León y tiene como destinatarios a las personas drogodependientes que son atendidas en los centros específicos de asistencia ambulatoria y a los que no se haya realizado la prueba de detección o ésta tenga una antigüedad de más de un año.

Cuando la prueba de detección de la hepatitis C resulte positiva, se derivará a los afectados a las unidades correspondientes de hepatología o enfermedades infecciosas para completar la evaluación diagnóstica y determinar la necesidad de tratamiento. La medicación será recogida en la farmacia hospitalaria por el propio paciente o por la persona en la que delegue para ello e, incluso, podrá ser retirada por el centro de asistencia a drogodependientes cuando no exista persona de referencia que ofrezca garantías y/o precise la toma supervisada de la medicación.

El seguimiento del tratamiento será realizado de modo habitual en la consulta de enfermería o de hepatología hospitalaria que corresponda y en él colaborarán los centros de asistencia ambulatoria a drogodependientes que supervisarán la toma de medicación por los pacientes que acudan al centro según el régimen de visitas programado.

Al finalizar el proceso de la detección y cuando proceda de tratamiento de la enfermedad, se pasará una encuesta de satisfacción a todos los pacientes que entren en el programa.